dimecres

El lenguaje del amor
el lenguaje de la equivocasión
el lenguaje de la amistad
el lenguaje de la imposición
el lenguaje de la fertilidad
el lenguaje de la ausencia
es el mismo.
Es el mismo

el lenguaje que me juzga

y me ata

las manos a la espalda

a un ancla pesada

que se hunde con violencia,

al otro,

el que me detiene la cabeza

y me corre el pelo

mientras vomito.